Conocer al cliente y es uno de los factores fundamentales para lograr su satisfacción y fidelidad. El primer paso, es detectar las debilidades y necesidades de capacitación de quienes trabajan dentro nuestra empresa, así como contar con información relevante sobre nuestros productos y servicios para su presentación en el instante preciso.

El consumidor ha adquirido un lugar protagónico en las nuevas tácticas de mercado, dejando de ser sólo como un número que modifica el estado de ganancias y pérdidas, para constituirse en una persona a la que hay que satisfacer, ofreciéndole soluciones a sus necesidades y ganando su confianza.

La fidelización consiste en lograr que un cliente que ya adquirió nuestros productos, vuelva a elegirnos y se convierta en un consumidor frecuente. Muchas empresas se preocupan más por captar nuevos y más consumidores, sin embargo puede ser más rentable conseguir retenerlos.

Entre las estrategias que podemos realizar para lograr la satisfacción y la fidelidad de un cliente están:

  • BUENA ATENCIÓN. Un buen servicio se basa en responder a las necesidades del cliente tratándolo de manera amable y respondiendo a todas sus inquietudes. Con una buena atención ganaremos su confianza y haremos que nos elija ante nuestros competidores.
  • PRODUCTOS O SERVICIOS DE CALIDAD. Es la manera más eficaz para fidelizar clientes. Ofrecer un producto o servicio de buena calidad es lo principal para que los consumidores nos prefieran y posiblemente nos recomienden a otras personas.
  • BRINDAR SERVICIOS DE POST VENTA. El servicio posterior a una venta se basa en brindar asesoramiento, garantía, mantenimiento y todo lo que se pueda requerir por parte de un comprador una vez adquirido un producto.
  • MANTENER LA COMUNICACIÓN. La comunicación entre la empresa y el cliente es fundamental para lograr la fidelidad. Si mantenemos el contacto aun después de efectuada la venta, le haremos sentir que nos preocupamos por él. También podremos ponerlo al tanto de nuevos productos y ofertas.

Lograr que un cliente vuelva implica menos inversión para la empresa ya que se requieren menos gastos en implementación de estrategias y procesos de administración y venta.